Tendencias: ¿Por qué crece el consumo de bienes de lujo? | CAAM
1867
post-template-default,single,single-post,postid-1867,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Actualidad

Tendencias: ¿Por qué crece el consumo de bienes de lujo?


La recesión hizo que mucha gente adinerada redujera sus gastos. Y aunque ahora comenzaron a retomar sus hábitos, todavía están lejos de su nivel habitual. Sin embargo, un nuevo grupo al que American Express denominó “Recién llegados” está impulsando las ventas.

Pero el motivo del auge no es sólo que los miembros de la case social más elevada están volviendo a protagonizar un frenesí de compras luego del breve malestar de la recesión.

Si bien esa es una realidad, es cierto sólo hasta cierto punto. De hecho, un nuevo estudio citado por Wall Street Journal descubrió que los ricos ya no dominan el gasto en bienes de lujo como lo hacían previamente a la crisis.

Un informe de American Express Business Insights, con datos de los gastos de los titulares de sus tarjetas de crédito, reveló que, antes de la recesión, el 10% más adinerado de los consumidores lujo representaba 68% del gasto en este sector.

Los llamados “Aspirantes” -los que no pertenecen a la clase social más alta pero que de vez en cuando les gusta darse el gusto de comprar un bolso o reloj más caro- representaban 70% de los consumidores de lujo pero sólo el 12% de las ventas de este tipo de bienes.

Pero la recesión obligó a los ricos a realizar un gran recorte. Su participación del gasto se derrumbó al 38% desde el 68 por ciento.

En cambio, los Aspirantes siguieron acudiendo a las tiendas de lujo, y su share creció a 13 por ciento. Pero, el mayor cambio, es la aparición de un nuevo grupo que American Express llamó los “Recién llegados”.

Tienen ese nombre porque no compraban artículos de lujo antes de la recesión y tampoco son tan ricos. Según el estudio, los Recién llegados provienen del 90% más bajo de los consumidores y la mayoría son mujeres.

“Lo interesante es que hay gente que está gastando en artículos de lujo hoy en día que no gastaba antes de la recesión”, indicó Ed Jay, vicepresidente senior de American Express Business Insights.

Jay también señaló que es probable que el cambio en el gasto, que se trasladó de consumidores de más edad y dinero a otros más jóvenes y menos ricos, se sostenga en el tiempo.

Este fenómeno podría no ser una gran sorpresa para algunos. Sin embargo, según el redactor de WSJ Robert Frank, lo que sorprende es por qué creció la participación en el gasto de lujo de los consumidores jóvenes y menos adinerados, considerando que el desempleo, que ya es alto en EE.UU., es incluso mayor en ese grupo social.

En este sentido, algunas de las teorías que podrían explicar esta tendencia son:

* Los más jóvenes y menos adinerados evitaron lo peor de la crisis de bienes raíces, ya que usualmente alquilan en lugar de ser propietarios.

* Los consumidores de ese grupo quizás piensan que tienen años para volver a ganar ese dinero que perdieron en la recesión, así que por qué no gastar.

Fuente: Por Óscar Eduardo Campuzano Zapata para The Slogan Magazine
Compartir: