Televisión Digital Terrestre y Smart TV: desafíos actuales de la futura TV | CAAM
4342
post-template-default,single,single-post,postid-4342,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Actualidad

Televisión Digital Terrestre y Smart TV: desafíos actuales de la futura TV


Los que tenemos más de 30 años recordamos la época en que la TV sólo llegaba a los televisores a través “del aire”. No existía ni TV por cable ni TV satelital ni nada más…

La TV por cable primero, y después la TV satelital, comenzó como una mejora de la TV analógica recibida por antena: correcta recepción de imagen y sonido.

En la TV por cable muy rápidamente se sumaron muchas señales adicionales a las “de aire” o abierta: señales con contenidos premium para segmentos cada vez más específicos.

Desde su reciente nacimiento, Internet ha crecido explosivamente pero nunca a costa de la TV, todo lo contrario.

Hoy la TV sigue siendo el medio masivo más poderoso en cuanto a cobertura e influencia y que concentra la mayor porción de la torta publicitaria (fuente principal de ingresos del medio). Y la recepción de la misma hasta hoy es mayoritariamente a través del cable y satélite, dejando una porción residual a la recepción por aire.

Un nuevo medio que aún se conoce poco en Argentina

En Argentina hace más de un año se está implementando un nuevo sistema de TV digital y muy pocos se han percatado.

Se llama Televisión Digital Terrestre (tdt). Desde el punto de vista tecnológico es, respecto a la TV analógica, un salto gigantesco e histórico. Nuestro país ha adoptado la norma japonesa (mejorada en Brasil) que es la mejor de las tres dominantes (EE.UU., Europa y la mencionada japonesa) a mi entender.

Permite recibir, con una antena similar a las que supimos usar para TV analógica, señales en alta definición. Además la recepción es perfecta, no existe posibilidad de ver con “lluvia” o “fantasmas”. Y hace un uso más racional de un bien escaso como el espacio radioeléctrico: en donde hoy se transmite una señal de TV analógica, podemos hacerlo con 5 digitales de calidad standard (similar o mejor a la analógica que conocemos) o 2 digitales de alta definición o HD.

También se puede transmitir la señal de TV para móviles. De hecho hoy se puede viajar en auto desde La Plata hasta Santa Fe viendo TV casi sin cortes.

Hasta habilita cierta interactividad a través de información adicional en pantalla que se puede desplegar según el interés del televidente.

El Estado argentino ha hecho grandes inversiones para llegar con este sistema a gran parte del país y está facilitando el acceso de nuevas señales. Ya hay más de 30 grandes ciudades del país cubiertas y otras tantas por comenzar a transmitir en los próximos meses. La cantidad de señales de TV que se pueden recibir varía por provincia, pero por ejemplo en la Ciudad Buenos Aires ya se ven más de 30 señales tdt, entre las cuales están las señales de los canales de TV abierta 2, 7, 9 y 11, más señales de cable como C5N y A24 (todos los antes mencionados se ven hoy en HD). Esto es clave, ya que el share de los canales de TV abierta va del 60 al 70% según la zona.

Por otro lado se entregaron gratuitamente casi un millón de decodificadores (permiten recibir la señal tdt en televisores antiguos) y ahora gran parte de los televisores que se comercializan en el país ya vienen preparados de fábrica para tdt.

Todo lo anterior permitiría que el servicio aspire a una mayor masividad.

¿Qué ha pasado en el mundo?

Estados Unidos ya ha hecho el “apagón analógico”, lo que significa que no existen más los canales “de aire” analógicos, sino que solamente los de tdt.

En España sucedió lo mismo (Argentina prevé hacerlo en 6 años, o sea no existirán más los canales de TV analógicos). Es interesante destacar que fracasó el modelo español con canales de tdt exclusivamente pagos, y ahora hay 3 cadenas de ese país que están testeando un modelo mixto pago-gratuito.

En Brasil ya se superaron los 100 millones de habitantes de cobertura.

Recordemos que existen muchos países del mundo que subvencionan la TV con impuestos específicos, lo cual no ocurre en Argentina.

Qué futuro le esperaría a la tdt

El nuevo sistema tiene desafíos importantes. El contenido es sin duda uno de los faltantes clave. A pesar que aún restan sumarse canales ya otorgados a Cooperativas, ONGs y canales de aire provinciales los contenidos Premium no encajan en un modelo gratuito como éste, por lo que la tdt quedaría acotada a una mejora sustancial del sistema analógico actual pero sumando sólo una masa limitada de televidentes. La pregunta del millón de la industria es ¿quién es el rey, el contenido o la distribución? Por ahora va ganando la mitad de la biblioteca que apoya al contenido…

Otro desafío es cómo se sostendrán económicamente todos los canales nuevos que se sumen a la tdt cuando aquí es un modelo económico distinto al resto del mundo

Ahora bien, la tecnología evoluciona muy rápidamente. La nueva generación de televisores Smart TV combina la TV con el acceso a todo tipo de contenidos online, especialmente videos de alta calidad y contenidos cada vez más relevantes y de calidad.

Un interrogante abierto entonces es qué puede suceder con la combinación de tdt e Internet en el futuro. Un servicio tan nuevo como la tdt en un contexto de evolución nunca antes visto, no permite arriesgar aún una respuesta.

David Castiglioni

CEO Arena Media

[email protected]

Compartir: