Los candidatos ya tienen a sus gurúes de marketing político | CAAM
2081
post-template-default,single,single-post,postid-2081,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Actualidad

Los candidatos ya tienen a sus gurúes de marketing político


La mayoría de los postulantes recibe consejos para encarar estrategias de campaña electoral

Ramiro Agulla / Asesora a De Narvaéz y De La Sota.

Laura Capriata

LA NACION

Gurúes del marketing político internacional, publicistas locales estrella o ignotos, candidatos creativos y militantes muy voluntariosos.Los políticos argentinos ya echaron mano de todos estos recursos para lanzarse a una campaña que, aunque la ley lo prohíba y la sociedad la ignore, entró en ritmo electoral.

“La agenda no pasa por lo ideológico, sino por resolver los problemas concretos de la gente. No sirven los actos políticos, sino el contacto directo con ellos, con sus emociones y sentimientos.” Esas son algunas de las consignas que Mauricio Macri escucha de su asesor estrella, el ecuatoriano Jaime Durán Barba. El gurú latinoamericano del marketing político vive una semana al mes en Buenos Aires y ya se ganó un lugar como estratega general de la campaña presidencial de Macri.

Desde hace un año encabeza, además, un equipo de cinco personas que definen la comunicación del gobierno porteño. Los otros integrantes son Marcos Peña, coordinador de la comunicación; Miguel de Godoy, responsable de la prensa; el publicista Joaquín Mollá (fundador de la agencia La Comunidad), y Andrés Gómez, planificador de medios.

“La estrategia es mostrar quién es Mauricio, alguien distinto del resto del sistema político, más allá de que te guste o no”, explicó Peña, quien dijo que hasta marzo no habrá despliegue de campaña presidencial.

Sin una gestión desde la cual mostrarse, los otros candidatos aparecieron este verano en la costa atlántica con toda su parafernalia.

Los precandidatos de la UCR, Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz, son un ejemplo de eso. Después de su lanzamiento oficial, a principios de diciembre, Alfonsín se puso en manos de Carlos Baccetti, fundador de la famosa (y hoy extinta) agencia de publicidad Agulla & Baccetti. “Se lleva en la sangre o no se lleva”, fue el controvertido eslogan que Alfonsín mostró en los afiches de su maratónica campaña en la costa.

Sanz apeló a los contactos internacionales de su amigo Jesús Rodríguez y contrató al español Ignacio Varela, uno de los responsables de las campañas del PSOE. “Para ganar. Para gobernar”, es el eslogan de los costosos carteles luminosos con la foto del mendocino que coparon las seis ciudades más grandes del país.

“Duhalde prefiere trabajar con gente de su entorno”, dijeron, en cambio, cerca del bonaerense, que sólo se embarcará en grandes campañas cuando esté seguro de quedar como candidato del Peronismo Federal

Más moderno, Mario Das Neves llevó este verano a todo el país un camión en el que se proyectaban imágenes en 3D con sus logros de gestión en Chubut y las bellezas provinciales. Si bien trabaja con agencias, el gobernador y su equipo manejan en forma personal toda la campaña.

Si Baccetti eligió a los radicales, su ex socio Ramiro Agulla (creador de la campaña de Fernando de la Rúa en 1999) ahora prefiere a los peronistas. Acaba de sumarse a las filas del cordobés José Manuel de la Sota y se convirtió en el publicista de cabecera de Francisco de Narváez (ya había trabajado con él en 2009).

Agulla creó las 43 gigantografías que se destacan en las principales rutas y autopistas del país, con palabras al pie como “Juntos”, “Compromiso” o “Solidario”, entre otras. Tal vez su única competencia interna sea el gurú venezolano del marketing político Juan José Rendón (alias JJ), aunque sólo da consejos en temas puntuales. “Después de la muerte de Kirchner le recomendó seguir sin confrontar, como en 2009, y ser muy respetuoso del duelo”, explicó a La Nacion Daniel Amoroso, jefe de campaña de De Narváez para gobernador bonaerense.

Con recursos más modestos, Elisa Carrió siempre delega parte de su publicidad en su equipo, pero busca alguna agencia local para complementarlo. En la última elección sus socios de la UCR habían contratado al publicista Gabriel Dreyfus, pero este año Carrió ya no tiene socios. Su compañero de fórmula, Adrián Pérez, hizo gestiones con Francisco Vernazza, el uruguayo detrás del triunfo del presidente José Mujica. Pero el creativo más codiciado por el progresismo argentino eligió trabajar con Luis Juez en Córdoba.

Fernando “Pino” Solanas también está en la búsqueda. Y no es fácil conformarlo. Como ex publicista y cineasta tiene ideas propias (como su nuevo eslogan “Juntos podemos gobernar la Argentina”) y ya “bochó” a un creativo porque no había visto sus películas. Le pidió a su equipo que esta semana le presente una lista de “agencias afines” para ver si alguna lo convence. Los interesados ya saben que, antes, deberán pasar por el videoclub.

Fuente: Diario La Nación
Compartir: