Los anuncios de televisión largos provocan emociones más intensas | CAAM
5212
post-template-default,single,single-post,postid-5212,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Actualidad

Los anuncios de televisión largos provocan emociones más intensas


Un estudio psico-fisiológico elaborado en Europa asegura que los anuncios de contenido social que presentan un enfoque negativo consiguen “un mayor impacto emocional” y que los spots largos consiguen provocar “una intensidad emocional mayor que los cortos”.

 Un estudio psico-fisiológico elaborado por la Universidad del País Vasco-EHU, Tecnalia y el Bureau de la Comunicación recoge que los anuncios de contenido social que presentan un enfoque negativo consiguen “un mayor impacto emocional” y que los spots largos consiguen provocar “una intensidad emocional mayor que los cortos”.
El objetivo del estudio desarrollado íntegramente en Euskadi y por primera vez en Europa pretendía medir la respuesta emocional ante una serie de anuncios de televisión y ayudará a agencias, centrales de medios y anunciantes a optimizar la rentabilidad de sus campañas.
Las pruebas se realizaron con 30 voluntarios, divididos en tres grupos de cinco personas en dos sesiones, a los que se les colocó un pulsómetro que permitía discernir la intensidad y la valencia de las emociones que experimentaba el individuo en un momento dado.
El estudio concluye que los anuncios comerciales largos consiguen explicarse y ajustarse mejor al tipo de emociones esperadas, mientras que tanto las versiones cortas como los anuncios sociales -más intensos e implicativos- provocan una mayor “confusión” emocional.
Por otro lado, los anuncios de corte social consiguen unos valores absolutos de intensidad muy superiores a los anuncios comerciales. Cada uno de los participantes vio diez spots de carácter social basados en planteamientos positivos, otros diez spots sociales de planteamiento negativo, diez anuncios comerciales emitidos en la televisión nacional durante la segunda quincena de noviembre en su versión íntegra, y las diez versiones reducidas de esos mismos anuncios.
Tras la emisión y con un minuto de descanso entre anuncios, el participante tenía que rellenar un cuestionario acerca de las emociones que había experimentado.
Fuente: El Mundo