La Generación C cambiará el mundo del consumo | CAAM
2111
post-template-default,single,single-post,postid-2111,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Actualidad

La Generación C cambiará el mundo del consumo


inShare0

Share11

La Generación C está formada por jóvenes realistas y materialistas que viven con sus padres más tiempo que sus antecesores. La C del nombre los identifica como conectados, computarizados, interesados en contenido y siempre cliqueando.

Son los nacidos después de 1990 y que vivieron sus años adolescentes con posterioridad al 2000. En el mundo desarrollado, la Generación C comprende la totalidad de este grupo etario. En los países que integran el bloque BRIC (Brasil, Rusia, India y China), son primeramente urbanos y suburbanos. Para 2020 constituirán el más grande grupo de consumidores del mundo.

Es la primera generación que nunca conoció otra realidad que la que definen y permiten Internet, los dispositivos móviles y las redes sociales. En su vida ya han tenido varios dispositivos manuales, de modo que están íntimamente familiarizados con ellos y los usan hasta seis horas por día. Todos tienen teléfonos móviles y sin embargo prefieren enviar mensajes de texto a hablar por teléfono. Más de 95% tiene computadora y más de la mitad usa el mensaje instantáneo para comunicarse, tiene página en Facebook y mira videos en YouTube. Su familiaridad con la tecnología, confianza en las comunicaciones móviles y deseo de seguir en contacto con grandes redes de familiares, amigos, contactos comerciales y gene con intereses comunes transformará la forma en que trabajamos y consumimos.

Consumidores conectados

La conexión permanente durante todo el día será norma para el año 2020. Es más, será un requisito para la participación en sociedad. Si hoy hay 4.600 millones de usuarios móviles (67% de la población mundial) para 2020 habrá 6.000 millones (80% de la población mundial) y 4.700 millones de personas con acceso a Internet, fundamentalmente a través de dispositivos móviles.

El poder de Internet se desarrollará no solo a través de su poder económico online sino también offline, como resultado de su influencia cultural y política. Simultáneamente, las actividades personales y comerciales se combinarán totalmente mientras el día se fragmenta en una combinación flexible de actividades personales y comerciales: trabajo, viajes de trabajo, compras, socialización y entretenimiento. El corolario inevitable: a medida que el tiempo fuera de la red se hace cada vez más escaso, adquirirá más valor.

El tamaño, popularidad y diversidad de las redes de relaciones personales seguirá creciendo e incluirán – además de familiares, amigos y colegas, miembros anónimos de grupos de interés. Un resultado de esto será la rápida creación de presiones políticas y comerciales. En promedio, una persona vivirá dentro de una red de 200 a 300 contactos, mantenidos durante el día a través de una variedad de canales. Hasta dentro de la misma familia, se reducirá la necesidad de proximidad física debido a la interacción digital.

La gente aumentará su consume de información digital, gran parte de la cual le llegará sin verificación alguna. La increíble cantidad de información disponible permitirá que los consumidores elijan la que quieren y cómo quieren consumirla. En consecuencia, explorará la oferta de información digital.

Las preocupaciones por la privacidad y seguridad de los datos personales se irán reduciendo a medida que los consumidores advierten las ventajas de la transparencia, sopesan los riesgos y también a medida que se perfeccionan los mecanismos de seguridad. Con esa menor preocupación por la privacidad, habrá amplio acceso a los datos personales de la gente, identidad, detalles de pago, preferencias de compra, interesas y filiación en comunidades sociales.

La Generación C en el trabajo

La digitalización de todo tendrá un efecto igualmente profundo sobre la forma en que funcionan los negocios y que se realiza el trabajo. Entre los cambios que se instalarán con la llegada de la Generación C al mundo del trabajo figura el consumo sin interrupciones de la tecnología empresaria. Según una encuesta de Booz & Company más de la mitad de los CIO dijo que en los próximos tres a cinco años la mayoría de los empleados llevarán al trabajo sus propias computadoras en lugar de usar los recursos de la empresa. Eso irá fomentando la creciente virtualización de la organización junto a la mayor demanda de libertad personal. Los trabajadores mezclarán asuntos personales y laborales a lo largo del día y se auto-organizarán en ágiles comunidades de interés. Además, la proliferación de tecnologías y herramientas cada vez más evolucionadas de comunicación, interacción y colaboración hará que los trabajadores de conocimiento viajen con mucha menos frecuencia. La oportunidad de encontrarse cara a cara será acordada primeramente a la alta gerencia y los viajes de negocios serán un lujo muy valioso

Fuente: The Slogan