Entre los medios, la TV todavía está al tope | CAAM
2377
post-template-default,single,single-post,postid-2377,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Actualidad

Entre los medios, la TV todavía está al tope


El tiempo dedicado a la Web crece, pero los dólares de publicidad y los espectadores se quedan con la televisión.

Según la última investigación de eMarketer, los anunciantes están invirtiendo más que nunca en las cadenas de broadcasting y cable: alrededor de 60.500 millones de dólares en tiempo comercial este año.

La Internet está consumiendo aun más de nuestros momentos de vigilia, para no hablar de aún más inversión publicitaria, pero eso no significa que los medios tradicionales sean los perdedores. Al menos, no cuando “medios tradicionales” signifique TV.

De acuerdo con la última investigación de eMarketer, los anunciantes están invirtiendo más que nunca en las cadenas de broadcasting y cable: alrededor de 60.500 millones de dólares en tiempo comercial este año, convirtiendo a la TV en el segmento más rico de los medios, con el 39,1% de toda la inversión publicitaria, un avance con respecto al 38,6% de 2010. El estudio atribuye el crecimiento del porcentaje a la “recuperación económica”, pero también detecta que la industria está expandiéndose a expensas de los otros medios, específicamente diarios y revistas, y en cierta medida a la Internet.

La durabilidad y crecimiento de la TV resultó una sorpresa para muchos que predecían que los dólares dedicados a la pantalla chica se volcarían a la Web junto con el creciente aumento de tiempo que dedican los consumidores a Facebook, Hulu y YouTube. “Aun cuando la publicidad online ha estado robusta, no frenó a los anunciantes de mantener el grueso de sus presupuestos en la TV”, dijo el CEO de eMarketer Geoff Ramsey, apuntando que aun a pesar del sano apetito de los consumidores de tener contenido en laptops y celulares, eso no está teniendo ningún efecto discernible sobre sus hábitos de TV, o en la cantidad de dinero que van a invertir los anunciantes para tener sus avisos frente a sus rostros.

EMarketer estima que 64.500 millones serán puestos en la publicidad televisiva el año próximo, casi el doble de lo que los anunciantes invertirán en Internet. “La TV se mantiene suprema porque todavía está vista como un vehículo de alcance de masas que produce percepción del producto”, dijo Ramsay.

Pero en una época de uso simultáneo de medios donde un medio a menudo conduce a otro y lo mismo a la inversa, será más difícil de justificar presupuestos separados por medio. La consumición simultánea se ha convertido en un hábito regular entre los estadounidenses, según Nielsen Co. Desde 2009, un 60% de la audiencia de TV ha estado cliqueando regularmente en Internet mientras observaba su programa favorito, un hecho que es más notable si se considera que se está mirando más TV que nunca: unas 35 horas por semana a comienzos de 2010 contra 33 horas por semana en 2009. La agente no está mirando Glee, de Fox, mientras chequea su e-mail, pero si están probablemente comentando el último episodio en Twitter o Facebook mientras revisan websites como IMDB para mirar la biografía de un actor en particular, o escanean resúmenes de episodios previos.

“La Internet está estimulando el contenido de la TV”, dice Ramsay, al observar cómo los dos medios han fundido bastante sus límites. Y a medida que más gente adopte la práctica de mirar Internet en las pantallas de sus televisores, sea por la vía de set-top boxes especializados o bien aparatos improvisados, será cada vez más difícil discernir dónde empieza la TV y dónde termina la Web, dijo Ramsay. “Nosotros ya estamos tratando de ver la semblanza de este fenómeno hoy en día”, dijo, “pero la TV seguirá siendo dominante durante algún tiempo”.

Fuente: Adlatina para Advertising Age
Compartir: