Descifrando (en clave marketera) los enigmas de la todavía desconocida Generación Z | CAAM
18444
post-template-default,single,single-post,postid-18444,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Actualidad

Descifrando (en clave marketera) los enigmas de la todavía desconocida Generación Z


Los consumidores adscritos a la Generación Z desean que las marcas enarbolen la bandera de la diversidad (en sus múltiples vertientes) en la publicidad.

Los marketeros continúan agarrados como a un clavo ardiendo a la Generación del Milenio, con cuyos miembros se deshacen en mimos y todo tipo de carantoñas (como si no hubiera vida más allá de los ubicuos millennials).

Sin embargo, hay una nueva generación, la Z, que viene pisando muy fuerte y en la que los marketeros deberían posar su mirada cuanto antes (si no desean ser pillados con la guardia baja).

Explorar la idiosincrasia de los denominados “centennials”, los jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 19 años es precisamente el objetivo de un reciente estudio llevado en cabo en Estados Unidos por la empresa especializada en innovación Barkley y la consultora FutureCast.

Para realizar su informe Barkley y FutureCast entrevistaron a 2.039 personas adscritas cuatro generaciones diferentes: la Generación Z (consumidores de entre 15 y 19 años), los millennials (personas de edades comprendidas entre los 20 y los 35 años), la Generación X (consumidores de entre 36 y 51 años) y los “baby boombers” (personas de entre 52 y 70 años).

En general los miembros de la Generación Z son más proclives que las personas de más edad a considerar que el éxito es sobre todo y ante todo fruto del trabajo duro y no tanto de la suerte. Y valoran también más que otras generaciones ser receptores de reconocimientos individuales.

 

 

La Generación Z está también más predispuesta a colgar la etiqueta de “importantes” a temas sociales como la igualdad racial, la igualdad de género y la igualdad en lo relativo a la orientación sexual del individuo.

En este sentido, los consumidores que se inscriben en la Generación Z valoran también mucho más los anuncios por los que desfilan familias diversas (y liberadas de trasnochados clichés) y también la publicidad que se aproxima al género desde puntos de vista diferentes (y no reduccionistas).

 

A los “centennials” les agradan particularmente aquellos que muestras personas reales y alejadas de añejos estereotipos ya caducos.

Por otra parte, la Generación Z está bastante más inclinada que otras generaciones en interactuar en redes sociales eminentemente visuales como Instagram y Snapchat.

Fuente: Marketing Directo