¿Cómo lidiar con los consumidores pesimistas? | CAAM
13728
post-template-default,single,single-post,postid-13728,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Noticias Socios

¿Cómo lidiar con los consumidores pesimistas?


Havas Argentina realizó el informe “Las marcas en tiempos de crisis”. Mediante este análisis, el grupo de comunicación muestra cómo influye el panorama económico actual del país sobre los consumidores y cómo las marcas deben lidiar con la situación. En esta nota Laura Piaggesi (3i Strategic Coordinator) y Giselle Insaurralde (Research Analyst Jr) de Havas Media, hablan de las cuestiones de esta problemática.

El grupo de comunicación realizó un informe en donde analiza la situación actual económica. Una de las consecuencias de este panorama es el pesimismo de los consumidores. La mirada negativa genera modificación en la conducta de los compradores y en la dinámica de consumo.

En el informe, Havas detalla distintos los casos de Ala, Querubín, Goicoechea, Burguer King, MC Donalds, y Liliana. El análisis permite conocer en qué medios comunican, cuáles son los recursos y estrategias que deben utilizarse para retener o recuperar a los consumidores que, actualmente, deciden en base a las promociones y al menor precio disponible.

Laura Piaggesi, 3i Strategic Coordinator, y Giselle Insaurralde, Research Analyst Jr de Havas Media, detallaron con profundidad distintas cuestiones de esta problemática.

-¿Cuál es la percepción del consumidor sobre la situación económica actual?
Claramente la visión de los consumidores es pesimista. La crisis actual no solo hace tener que tomar medidas de recorte en productos de consumo masivo sino también en muchísimas otras actividades, proyectos personales y familiares, lo cual deteriora la calidad de vida de las personas.

-¿Cómo lidian los consumidores con este nuevo panorama económico?
Estamos ante un consumidor mucho más sabio porque ya ha pasado alguna o varias crisis de este tipo. Se ha convertido en un consumidor “experto” e ingenioso. Está mucho más atento a las ofertas y las promos y también entiende cuáles son aquellos formatos y envases que convienen más por ser más económicos, por ejemplo, los sachets. Preguntan, investigan y, por lo general, compran en canales de cercanía en vez de en grandes cadenas de supermercados, a no ser que decidan ir por alguna oferta en particular.

-¿Cómo lidian las marcas con los consumidores pesimistas?
Acá tenemos dos grandes grupos. Por un lado las marcas “premium”, que se ven desfavorecidas por la coyuntura, tratan de contrarrestar la retracción del consumo comunicando promos, cambios de packaging, el “te regalamos 25% más”, “2 x1”, etc. Es decir, tiene que salir a competir con el segundo grupo de marcas, las “value”o “low price”, que ahora se convierten en las protagonistas de más de un changuito. Para estas últimas, es el momento de mostrarse, de comunicar y tratar de reclutar nuevos consumidores.

-Las marcas propias de los supermercados están ganando terreno. ¿Qué deben modificar las marcas en su estrategia para recuperar lugar?
Las marcas, sobre todo las premium, deben cambiar su punto de vista con respecto al valor agregado que le generan con sus productos al consumidor. Hoy, quizás, sea más inteligente y estratégico comunicar un nuevo envase más económico (quizás no tan atractivo o innovador), que lanzar un nuevo sabor, por ejemplo. Eso sería algo relevante para un consumidor que quiera seguir comprando su marca preferida, sin tener que sacrificar la calidad de siempre. Por eso, creo que en un contexto como el que estamos atravesando, las marcas que sepan “escuchar” y ponerse en el lugar del consumidor, serán las elegidas.

FOTO: Laura Piaggesi y Giselle Insaurralde.

Fuente: LatinSpots